Picor de ojos.

Picor de ojos.

 

¿Por qué me pican tanto los ojos?

Uno de los motivos mas frecuentes de consulta es el picor de ojos.  Aunque no suponga una pérdida de visión, las molestias pueden llegar a ser muy incapacitantes para quien lo sufre. Normalmente es debido a una blefaritis o inflamación crónica de los parpados. El picor se suele acompañar de hinchazón, enrojecimiento, costras, lagrimeo, sensación de ojo seco e irritación. Para diagnosticarlo, es suficiente con un examen microscópico en una lámpara de hendidura.

¿Se sabe qué causa la blefaritis?

La blefaritis puede tener diversas causas. La más frecuente es por un mal funcionamiento de las glándulas sebáceas que hay en el borde palpebral. Estas glándulas secretan una grasa que es fundamental en la formación de la lágrima. En ocasiones, estas glándulas pueden llegar a obstruirse, inflamarse y producir unas molestias importantes ( picor de ojos).

Otra causa frecuente es debido a la gran cantidad de bacterias que habitan alrededor de las pestañas. Pueden producir caspa y acumularse alrededor de las pestañas, causando blefaritis.

Por último también puede ser debido a reacciones alérgicas a cosméticos o medicamentos.

¿Quién está en riesgo de desarrollar una blefaritis?

La blefaritis se desarrolla con frecuencia en personas con tendencia a tener la piel grasa, irritable, con caspa o sequedad en los ojos,causando picor de ojos.

¿Qué tratamiento existe para la blefaritis?

No existe un tratamiento único para la blefaritis sino un conjunto de medidas higiénicas que nos permitirán tener los síntomas bajo control. Aquí van algunos consejos:

Higiene palpebral: La blefaritis es un problema crónico y deberá acostumbrarse a limpiar su piel y párpados con regularidad, así como utilizar champús anti bacterianos.

Lavados con compresas calientes: El calor sobre los parpados consigue retirar los deshechos que se acumulan alrededor de las pestañas y consigue vaciar las glándulas sebáceas. Esta medida también evitará la formación de orzuelos.

Pomadas antibióticas: Los antibióticos regulan la flora bacteriana que habita en las pestañas. Recuerde aplicar suavemente una pequeña cantidad de pomada sobre la base de las pestañas con las manos limpias.

Lágrimas artificiales: Son un alivio temporal para el ojo seco y la inflamación que se produce en la superficie del ojo. Actúan mejor si nos las ponemos frías de la nevera.

 Colirios con corticoides: Reducen temporalmente el ojo seco y la inflamación.

Terapia nutricional: La falta o el exceso de ciertos nutrientes contribuyen en el desarrollo de blefaritis. Consulte a su oftalmólogo acerca de una dieta apropiada y suplementos alimenticios que puedan ayudar al tratamiento de este desequilibrio.

Leave a Reply

Your email address will not be published.