El ojo vago y su tratamiento.

El ojo vago y su tratamiento.

¿Qué es el ojo vago y cómo tratarlo?

 

La ambliopía o como comúnmente se conoce como ojo vago,  es cuando uno de los ojos no se desarrolla correctamente. Es preferible corregirlo cuanto antes para que el cerebro no se acostumbre.

 

Las causas pueden ser, por astigmatismo de un ojo o estrabismo o por opacidad en un ojo por cataratas congénitas.

 

Cuando los niños tienen un ojo cuya imagen no es clara, es un imagen borrosa el cerebro empieza a ignorar esa mala imagen provocando que empeore.

 

Es muy importante que se haga un diagnóstico precoz, por lo que los niños deben ser examinados y asegurarse de que la visión de los dos ojos sea buena, que no hay opacidad en ningún ojo y que los dos ojos se mueven como deben.

Es recomendable que se realicen revisiones de la visión a los 6 meses, 3 años y luego cada año se debe visitar al oftalmólogo.

El mejor tratamiento común es forzar el cerebro usando el ojo vago, normalmente subyacen problemas como hipermetropía, miopía o astigmatismo. La gran mayoría necesita gafas y en ocasiones en el caso de las cataratas puede ser conveniente la cirugía.

Normalmente se utiliza un parche para tapar el ojo fuerte y su visión mejorará aunque tarde un tiempo. En el caso del estrabismo también puede ser posible una operación en los músculos del ojo.

 

En los casos en los que los niños no quieran utilizar el parche  su médico puede aconsejarle atropina unas gotas que desenfoca el ojo fuerte para forzar el más débil.

 

Los tratamientos en la mayoría de los casos tienen buen pronóstico, pero siempre es más favorable que se comience en edad temprana porque facilita que nuestro cerebro y el ojo vago, adquiera fuerza llegando a funcionar correctamente.

 

Acudir siempre a las revisiones y prestar atención a nuestra salud visual es el mejor punto para evitar posibles problemas futuros.

 

Leave a Reply