Las moscas volantes en oftalmología

Las moscas volantes en oftalmología

Las “moscas volantes” son una de las causas más frecuentes de consulta en Oftalmologia.

La presencia de moscas volantes o “miodesopsias” es una de las principales causas de consulta en oftalmología. Suelen estar asociadas al envejecimiento normal del ojo y la mayoría de pacientes se acostumbran a la visión de esos puntos, hilos, sombras, moscas o telas.  En general es una condición inofensiva y aunque no desaparecen, suelen ser cada vez menos molestas con el tiempo.

Sin embargo, veremos que hay casos donde las miodesopsias pueden asociarse a complicaciones graves de la retina y es conveniente acudir a revisión con un especialista.

 

¿Qué causa las moscas volantes?

La parte posterior del ojo esta rellena de un gel llamado vítreo. Con la edad, este gel compuesto por colágeno se deshidrata, se despega de la retina y forman condensaciones de estas proteínas. Cuando estas agrupaciones de fibras cruzan el eje visual proyectan una sombra sobre la retina y el paciente lo percibe como un cuerpo flotante.  A parte de la edad, estas moscas volantes también son más frecuentes entre miopes y operados de cataratas.

 

¿Por qué a veces notamos relámpagos de luz?

La visión de flashes o relámpagos de luz se llama fotopsias. Es debido a la tracción que ejerce el gel vítreo ante pequeños movimientos del ojo. Dependiendo de la naturaleza de la tracción, estos flashes pueden ser ocasionales o continuos. Cuando aparezcan fotopsias, es recomendable visitar a su oftalmólogo para asegurarse de que esta tracción no genera una rotura en la retina y no progresa a un desprendimiento de retina.

 

¿Cuándo debo acudir a un oftalmólogo de forma urgente?

Ver alguna mosca volante de vez en cuando no es motivo de alarma. No obstante, si aumenta el número de miodesopsias o si se acompañan de fotopsias, es conveniente que un oftalmólogo le revise la retina. Los estudios demuestran que un 9% de los pacientes con fotopsias presentan una rotura en la retina, de los cuales la mitad pueden evolucionar a un desprendimiento de retina. Cuando haya una rotura en la retina será conveniente aplicar laser para pegarla y minimizar el riesgo de un desprendimiento de retina.

 

¿Tienen tratamiento?

Las miodesopsias pueden ser muy molestas pero normalmente no disminuyen nuestra visión. En general, hay que aprender a vivir con ellas y nuestro cerebro aprende a ignorarlas.  Cuando se colocan justo delante de nuestro campo visual puede ser útil mover los ojos para intentar desplazarlas a otra zona del campo visual donde resulten menos molestas.

En los casos en los que obstaculicen la visión por son muy densas y fijas, puede estar justificado realizar una vitrectomia. Es un procedimiento quirúrgico efectivo donde se retira todo el gel vítreo aunque no está exento de riesgos. En los casos en los que se asocien a desgarros de retina, es recomendable aplicar láser para pegar la retina y evitar que pueda progresar a un desprendimiento de retina.

 

 

Leave a Reply